Reglas a tener en cuenta los días previos a un maratón 1

Reglas a tener en cuenta los días previos a un maratón

Después de una larga preparación y de muchas sesiones de entrenamiento, llega el momento en el que por fin vamos a participar en el maratón que tanto hemos estado esperando. Los días previos a la carrera, entre la excitación y el miedo a no llegar a cruzar la meta, nos encontramos frente unos momentos que, no siempre son fáciles para nosotros.

Las dudas siempre aparecen los últimos días de preparación.

Para aquellos que os estáis preparando para disfrutar de vuestro primer maratón, no os preocupéis, es normal que la ansiedad esté presente en estos días, sobre todo durante la última semana antes de la carrera. Sin embargo, es inútil preocuparse, ya que si hemos seguido correctamente nuestro programa de entrenamiento, podemos estar seguros de que estamos listos para superar la prueba y cruzar con orgullo la línea de meta. Y es que éste debería de ser el principal objetivo en nuestra primera maratón, y más adelante ya podremos preocuparnos de mejorar nuestros tiempos.

Prepararse mentalmente para “cruzar el muro” es algo que debemos tener muy en cuenta. Usamos esta expresión para referirnos al momento en el que empezamos a sentir dificultades para seguir con el ritmo que nos habíamos impuesto. Tendremos que mentalizarnos de que este momento es únicamente una disminución de fuerza.  Y dependerá de nosotros buscar el modo de encontrar un buen equilibrio para terminar con éxito la carrera. En principio, debería bastarnos con respetar el plan de entrenamiento que habíamos estado siguiendo. Por lo tanto, no hay ninguna necesidad de acelerar el ritmo desde el principio de la carrera. Estamos ante una prueba de 42 km, y la etapa decisiva son sin duda los últimos 12 km.

Repasar los preparativos finales, pero siempre siguiendo con nuestro plan inicial.

Necesitamos varios meses para preparar un maratón, y los últimos días nos sirven para completar el programa que hemos seguido desde el principio.

Durante las dos últimas semanas, es recomendable dosificar bien las sesiones de entrenamiento:

  • Reducir el número de sesiones para reponernos
  • Realizando el suficiente ejercicio físico para mantenernos en forma.
  • Cuidar nuestra alimentación, hidratarnos correctamente y dormir las horas necesarias.

A lo largo de la prueba, distintos puestos de avituallamiento estarán previstos cada 5km aproximadamente, por lo tanto no será necesario que nos preparemos bebidas o snacks para llevar. Así como, no es recomendable que nos “llenemos” mucho por la mañana antes de la salida. Ya que además del estrés y la excitación, nos arriesgamos a sufrir molestias antes o durante la carrera.

Por lo que respecta a la equipación que debemos llevar para correr una maraton, sobre todo deberemos poner especial atención en el calzado, y correr con zapatillas que hayamos estado usando diariamente para entrenar. La comodidad es primordial en este tipo de pruebas.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *