El running y la contaminación

A pesar de las medidas que vienen implementadas para la protección de la calidad aire, ésta misma no es siempre la más adecuada.

 

Se habla de la contaminación del aire PM10, del humo y las consecuencias resultantes. ¿Cómo debemos hacer, por tanto,  para evitar los riesgos vinculados a este problema, especialmente cuando afectan directamente a nuestras sesiones de running ?

 

Estos son algunos de los consejos para reducir los riesgos relacionados con el running, en las zonas o ciudades que no cuentan con una adecuada calidad del aire

Evitar los días más calurosos. Sobre todo aquellos en los que no está presente la brisa. Así como los días más “negros” en cuanto a la concentración de polución en el aire.

 

Elegir meticulosamente las horas en las que vamos a salir a correr. Si es posible, evitaremos salir en hora punta, para evitar un periodo de tiempo de tráfico intenso si corremos por ciudad.

 

Es bueno también planificar la ruta que vamos a realizar y elegir aquella que pase por una zona con la menor afluencia de tráfico posible, evitando los cruces, semáforos y zonas de paso de vehículos pesados. Será mejor todavía si podemos, además, comprobar la calidad del aire de las distintas zonas en las que solemos salir a correr.

 

Si fuera necesario, utilizar máscaras respiratorias que nos ayuden a protegernos eficazmente contra la contaminación. Mejor, optar por máscaras equipadas con una válvula capaz de prevenir la formación de condensación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *