Cómo preparar el recorrido de una carrera 1

Cómo preparar el recorrido de una carrera

Para conocer todos los detalles de un carrera a pie, debemos saber antes que nada, qué se entiende por “carrera a pie”. Y es que se trata de una categoría “ligera” del atletismo que abarca todos aquellos deportes en los cuales se lleva a cabo una actividad a pie, tanto en pista como en camino, de asfalto o de tierra, incluyendo todas las carreras consideradas “no-stadia”

Hablar de carrera no tiene porqué ser siempre sinónimo de correr, ya que cada evento contiene en sí mismo una serie de factores que deben ser manejados por personas con su propio rol y responsabilidades precisas. Algunos de ellos son, por ejemplo, aquellos que se encargan del cronometraje: una carrera sin crono sería una carrera, ni para el corredor ni para la propia competición. El sentido de cada una, de hecho, consiste en «perseguir» nuestro tiempo, ¡y vencerlo!

Las categorías en las que podemos agrupar este tipo de eventos son las siguientes:

Carrera en pista

  • Media distancia, entre los 800 mt y 3.000 mt
  • Media distancia prolongada, entre 5.000 y 10.000 mt

Carrera por camino

  • Maraton
  • Media Maraton
  • Carrera en Montaña
  • Trail y Ultratrail

Marcha:

  • 20 km
  • 50 km
  • Nordic Walking

Evidentemente, cada evento tendrá características diferentes,

Ovviamente, ciascuna gara prevede caratteristiche particolari, con distintas rutas, kilometrajes y puntos específicos, como la zona de salida y la de llegada, la asistencia sanitaria, o los puntos de avituallamiento. Si bien, el elemento principal y común a todas ellas será el recorrido. En esta breve guía, nos centraremos en lo relacionado con las carreras en camino, incluyendo a la «reina» de todas las carreras: la maratón; cuya distancia oficial es compartida en todo el mundo: 42,195 km.

Características del recorrido de una carrera en camino

Por definición, esta carrera se lleva a cabo en carretera/camino, pero, en el caso de condiciones especiales, como una alta densidad de tráfico o similar, se permite utilizar los muelles o aceras para ciclistas a lo largo del recorrido, siempre y cuando esté debidamente indicado. El suelo no debe de ser hierba ni blando. La ruta estándar, para la cual contamos con cierta tolerancia, solo en exceso, de 0.1% a lo largo la carrera, también requiere dos principios fundamentales, en los cuales se basan las distancias:

  • Criterio de separación:  establece que entre las áreas de salida y llegada no hay más del 50% de la distancia de la carrera (para el maratón, por ejemplo, las dos referencias no deben estar separadas de más de 21.097 km)
  • Criterio de pendiente, es decir, la diferencia en el descenso: siempre tomando como referencia el inicio y el final de la carrera, no debe exceder 1 metro por km (1: 1,000).

Para un mejor control, la medición se hace siguiendo un método particular llamado “método de la bicicleta calibrada”:  aplicación de un dispositivo cuenta disparos en la circunferencia exterior de la rueda delantera de un ciclo. Para evitar encontrar caminos que sean demasiado cortos en mediciones posteriores, se aplica una «longitud medida» de 1,001 tm, equivalente al 1% de la ruta, a cada km.

Debe realizarse a lo largo de la ruta más corta que pueda hacer un atleta, considerando solo la parte de la carretera reservada para la competición. Se puede solicitar para rutas de cualquier longitud, y es obligatorio en algunos casos.  Tanto la zona de inicio como la de finalización deben ser claramente identificables y marcadas con una línea blanca, cuyo ancho se establece en 5 cm como mínimo.

Tampoco debemos olvidarnos de la importancia de los puntos de avituallamiento, encargados de proporcionar rehidratación, con agua y / o bebidas energéticas, y restaurar la salina y los carbohidratos de los atletas.

Como regla general, el avituallamiento se realiza en varias etapas a lo largo del recorrido, utilizando los clásicos contenedores listos para usar que se preparan para los atletas en los puntos de refrigerio distribuidos en el camino y al final de la carrera. Para carreras de más de 20 km, los puntos de refresco deben colocarse cada 5 y, en la llegada, deben distribuirse agua no fría, té, fruta, leche, etc.

Primeros auxilios y seguridad en un evento deportivo

En los eventos deportivos se congregan un gran número de personas, entre los atletas, el comité organizativo, voluntarios y público asistente. Es normal, por tanto, que para controlar mejor este tipo de situaciones necesitemos un plan Safety & Security, que no deje nada al azar. Una carrera sin un orden preciso de primeros auxilios y las iniciativas de seguridad necesarias podría poner en peligro la salud y la integridad de una gran multitud de personas.

El plan de seguridad aporta indicaciones relativas a la capacidad de las zonas de competición, con sistemas de detección numéricos, acceso separado y salidas de emergencia y, sobre todo, un plan de emergencia dedicado, con indicación de los puntos de encuentro, rutas de escape y el equipo de emergencia, identificable con chaquetas de alta visibilidad y uniformes específicos.

Por supuesto, ante todo esto, existirá la presencia obligatoria del médico de carrera, que debe estar equipado con equipo de primeros auxilios y, según su capacidad, incluso uno o más ambulancias, cada una con personal a bordo. Antes de la salida, debe quedar claro cuál es el hospital más cercano y cuál es la ruta más corta para llegar a él.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *